Colmed advierte sobre serias falencias en proyecto de nuevo hospital serenense

201

El gremio afirma que el nuevo recinto no cumpliría con las características que el personal clínico necesita y que el MOP recortó en 16 mil metros cuadrados la superficie original proyectada para el nosocomio, sin pasar por la validación de los equipos de salud.

El esperado proyecto del nuevo hospital de La Serena se encuentra actualmente suspendido hasta septiembre para que se puedan realizar una serie de adecuaciones en su programa médico-arquitectónico.

En ese contexto, el doctor Fernando Carvajal, presidente del Colegio Médico regional La Serena, sostuvo que “hay que poner en contexto que el hospital actual, hace décadas que quedó obsoleto. Se hizo insuficiente, y actualmente es uno de los más antiguos que sigue funcionando”.

“También, desde hace muchos se años tenía la posibilidad de corregir eso a través de un proyecto de normalización, que implica actualizar la infraestructura de los hospitales, y en múltiples oportunidades se había postergado por razones, a veces,  ajenas a la región. La última oportunidad en que se postergó fue cuando, casi en compensación, se creó el CDT”, aseguró.

Por lo mismo, explica, “la posibilidad de contar con un hospital nuevo para la región es una necesidad desde hace mucho tiempo, tanto para la población como para los mismos funcionarios, ya que se da una atención en condiciones que no son muy dignas, con hacinamiento y equipamiento que no siempre es el más adecuado”.

MILES DE PROBLEMAS

Por tal motivo, surgió la posibilidad de tener un hospital nuevo a través de los proyectos de la asociación público-privado, por una licitación que permite una construcción relativamente rápida, “lo que dio bastante esperanza”, dijo el galeno.

Es más, a juicio del dirigente gremial, desde que el proyecto actual se licitó y adjudicó en febrero de 2022, el diseño del recinto ha dado origen a una suerte de “engendro”, pues, a su juicio, “no cumple con las características que los clínicos necesitan, por lo que son problemas bastante serios de funcionalidad. Añadir que hay áreas subestimadas y otras que están sobredimensionadas”.

“Entonces, hay una serie de problemas tan serios que, por eso, hay un lapso en que se detuvo para tratar de corregir lo que se detectó mal. Es ahí donde tenemos una serie de observaciones con las que los médicos están muy preocupados, porque, o no han sido escuchadas, o bien, no han sido bien interpretadas, de tal manera que, efectivamente, lo que se va a construir no es el hospital ideal”, afirmó.

Y si bien, Carvajal, reconoció que “hay avances notorios y áreas que están bien diseñadas”, existen otras que son muy importantes “y que tienen serios problemas, los cuales, son necesarios de abordar antes que se construya, ya que después no se podrán modificar”, aseveró.

Es más, según el profesional, las observaciones “son miles”.

“No estamos hablando de unas pocas, algunas de ellas son funcionales y que pueden tener una resolución relativamente sencilla, pero otras no tanto, y algunas son inaceptables”, aseguró.

Entre esos “errores”, detalla, se destacan las proyecciones de población y demanda que debiera atender el hospital en los próximos 30 años, la cual, afirma, “contó con poca participación de la parte clínica”.

Otros problemas explica, corresponden a observaciones detectadas por la empresa ejecutora en el programa médico-arquitectónico, donde existen  áreas de aislamiento “que tiene cero metros cuadrados o la estación de enfermería de un servicio clínico está en otro piso”, explica Carvajal.

“Son de ese nivel de errores. No es que haya una puerta muy estrecha o la ubicación de una ventana, sino que son muy importantes”, destacó.

Por ello agrega, a los 100 días de iniciarse la etapa de diseño debieron suspender el proceso para arreglar esos errores.

ACERCAMIENTO CON AUTORIDADES

Cabe señalar que el dirigente dio a conocer también que han planteado esta situación al director del Servicio de Salud Coquimbo, al ahora ex subsecretario Fernando Araos y al delegado presidencial, pero sin éxito.

“Lo hemos conversado con todos ellos pero cuando hacen la consulta, pareciera ser que la respuesta de los equipos locales a cargo, es que no es para tanto. Le han bajado bastante el perfil, pero desde el punto de vista de los médicos, estamos muy preocupados”, subrayó.